Seguro de Vida desde 4,16€/mes*

Tu seguro Asisa Vida Tranquilidad desde:

Cuota anual:

--*

¿Cual es tu fecha de nacimiento?

Cuantía a asegurar: 30.000

Para capitales mayores de 150.000 € contacte con nosotros

Fallecimiento:

+ Incapacidad**:

Doble capital
fallecimiento:

Doble capital
incapacidad**:

* Las primas pueden variar en función del estado de salud y de las
circunstancias personales, como actividades o profesiones de riesgo.

** Incapacidad Absoluta y Permanente.

 

¿Qué tipo de seguro buscas?

Te recomendamos
Asegura el futuro de los tuyos Desde 4,16 €/mes(1) o desde 50€ al año

 

COBERTURAS

  • Fallecimiento por cualquier causa
  • Incapacidad absoluta permanente o absoluta por cualquier causa (opcional al contratar)
  • Fallecimiento por accidente – doble capital (opcional al contratar)
  • Incapacidad permanente o absoluta por accidente – doble capital (opcional al contratar)
Te interesa
Ahorra en tu Seguro de Vida para hipoteca Desde 50 €/año

 

COBERTURAS

  • Hasta 300.000 por fallecimiento por cualquier causa
  • Hasta 300.000 por fallecimiento por incapacidad permanente y absoluta por cualquier causa
  •  
  •  
  •  

Los seguros de ASISA VIDA son los más competitivos del mercado español(2)

Siempre
transparentes

Con Asisa Vida conocerás tu prima de por vida desde el primer momento.

Accesibles y
cercanos a ti

Disponemos de 57 delegaciones y más de 500 corredores. Además contratación online las 24h/365 días.

Comprometidos

Ponemos a tu disposición un equipo especializado en atender sus necesidades y garantizar nuestros compromisos contigo.
Video

Conoce ASISA VIDA en un minuto

La tranquilidad y el futuro de tu familia, asegurados.

El seguro de vida que necesitas para que tanto tú como tu familia, viváis siempre tranquilos.

La tranquilidad y el futuro de tu familia, asegurados.

El seguro de vida que necesitas para que tanto tú como tu familia, viváis siempre tranquilos.

Preguntas frecuentes

Es un producto que contratas para responsabilizarte de la tranquilidad y el futuro de tu familia en caso de que fallezcas o te veas afectado por una invalidez o enfermedad grave. Cuando esto ocurre, los beneficiarios del seguro reciben una cantidad de dinero que se denomina «capital». Esta protección financiera permitirá, a ti y a tus personas queridas conservar su calidad de vida y proseguir con vuestros proyectos.

En función del capital que elijas, pagarás una prima más alta o más baja, aunque hay también otros factores que influyen en su coste, como la edad o el riesgo asociado a tu profesión y actividades de ocio. Si el riesgo es elevado, se aplica un recargo a la prima. El pago de la prima puede realizarse de forma anual, semestral y trimestral. En esta página web podrás contratar tu seguro de vida y calcular tu tarifa.

La garantía fundamental e imprescindible en un seguro de vida es la de «fallecimiento por cualquier causa», ya sea por enfermedad o accidente. En este caso, ASISA Vida cubre el pago del capital contratado a tus beneficiarios. Esto es lo que conocemos como el seguro básico. Para complementar el seguro básico, puedes añadir otras opcionales: "incapacidad permanente y absoluta por cualquier causa" y "doble capital por fallecimiento en accidente".

  • Confianza. Sabes que ASISA pagará el capital contratado sea cual sea.
  • Compromiso. ASISA lleva más de 35 años preocupándose por la salud de sus asegurados, ahora se ocupará también de que a los tuyos no les falte nada si tú no estás.
  • Flexibilidad. Puedes contratar cualquier capital a partir de 18.000 euros.
  • Posibilidad de asegurarte aunque tus actividades profesionales o de ocio impliquen prácticas de riesgo

ASISA ACCIDENTES COMPROMISO 10 tiene una prima única, para todas las edades y todas las condiciones contratables. Su precio es tan solo de 39,2€ al año.

Se establece que los bancos tendrán prohibido por ley, el poder vincular una hipoteca a la compra de un seguro.

Por lo que también prohíben las ventas vinculadas, en otros términos, son todas aquellas que obligan al consumidor a tener que aceptar una serie de productos de corte financiero como condición para poder acceder a una hipoteca.